Hay mucho que reconocer al maestro, demasiadas injusticias por mi parte, como aquel dia,  en la playa de los bikinis, una niña se estaba frotando desnuda contra la espalda de su padre, y Ramón dijo sin atisbo de duda: Se está masturbando.

Yo de inmediato le repliqué diciendo que ni de coña, que era muy pequeña.

Pues bien, sí, se estaba masturbando con toda seguridad,  rozando su piel contra su padre. ¿Por que lo sé?

Porque alguna chica que he conocido me ha comentado alguna vez que de pequeñas las chiquillas, lo pasaban “bien” con roces , con el agua de la ducha en ciertas partes y cosas por el estilo. Y le comenté esa imagen, y me dijo que con toda probabilidad la niña estaría masturbandose.

Y esa se la debo a Ramón. Chapó Raimon. Lo clavaste, y yo aun no estaba preparado para entenderlo con mi antigua mente moralista progre.

Ahora eso ha cambiado, no distingo ya el bien del mal, ni la libertad del cautiverio.

No sé ya si algo corresponde al cielo o lo custodia  Hades, hago lo que hago sin que eso perjudique excesivamente a mis congéneres. Y si puedo follar más, mejor.

Anuncios